Fiesta no autorizada y un supermercado, clausurados

976
La dirección de Inspección General del municipio realizó un operativo de control en toda la ciudad durante el pasado fin de semana, dejando como saldo una fiesta no autorizada y un local comercial clausurados.
En el primer caso, los inspectores fueron notificados de que se realizaba una fiesta en un club deportivo de calle Zurita, razón por la cual arribaron al lugar para constatar la situación. En el espacio se realizaba una fiesta programada para la cual los organizadores -ajenos al club ya que sólo habrían realizado un alquiler temporal- no habían solicitado la autorización al municipio.
En ese evento, además, se expendían bebidas alcohólicas y los inspectores lograron constatar que los asistentes eran menores de edad. En vista de las irregularidades, los inspectores realizaron el cierre del evento y se clausuró el local en forma temporaria. Las actas labradas por esta situación fueron enviadas al juez de Faltas municipal para dirimir las sanciones correspondientes.
«Los organizadores de eventos deben dirigirse a la dirección de Inspección General del municipio para solicitar las autorizaciones y habilitaciones correspondientes. Realizar eventos de este tipo sin la autorización del municipio es una falta pasible de ser sancionada en el marco del Cödigo de Faltas municipal», aseguró Fernando Boneu sobre el procedimiento de cierre del evento.
Por otro lado, un supermercado también fue escenario de un procedimiento de inspección y clausura ya que vendía bebidas alcohólicas fuera del horario permitido por la normativa municipal.
En este caso, según detallaron desde el área de Inspección, el supermercado cerraba sus puertas en forma regular pero luego sostenía la venta de bebidas en forma clandestina.
Los inspectores, al contar con la información, realizaron el operativo de supervisado y tras constatar la situación se realizó la clausura para remitir las actas al juez de Faltas del municipio.